Fecha 4: Quilmes 1-1 River

El Cervecero y el Millonario igualaron 1-1, en el Sur. El equipo de Almeyda abrió el marcador con un gol de Cavenaghi (PT 35m) y los de Caruso Lombardi convirtieron en el descuento por medio de Telechea (ST 46m). Los de Núñez siguen en lo más alto.

Quilmes y River empataron 1-1 en el Sur, por la cuarta fecha del Torneo Nacional. El Millonario volvió a conseguir la ventaja cuando menos lo merecía y tenía todo controlado, pero el Cervecero aprovechó una falla en el fondo y le quitó la marcha perfecta con la que había llegado.

El arranque del encuentro mostró mejor al equipo que dirige Matías Almeyda, pero con el correr de los minutos la historia se modificó. Los de Ricardo Caruso Lombardi se acomodaron y se hicieron dueños de la pelota frente a un rival que evidenció muchas imprecisiones.

El dueño de casa tuvo algunas oportunidades para abrir el marcador y, al igual que en compromisos anteriores, fue poco eficaz. La más clara fue un cabezazo de Jorge Serrano que dio en el travesaño, pero también contó con una de Martín Cauteruccio y otra de Pablo Garnier.

La visita, que en el inicio sufrió la lesión de Luciano Abecasis -fue reemplazado por Alexis Ferrero-, no hacía pie en el mediocampo. La acción de mayor peligro antes del gol llegó por una carambola: la defensa de Quilmes rechazó y un rebote en Lucas Ocampo casi se mete en el arco.

Finalmente, a los 35 minutos, Fernando Cavenaghi se sacó la mufa y convirtió su primer gol en el campeonato. El Torito definió con categoría, después de una muy buena habilitación de Martín Aguirre, y puso en ventaja a River más allá de que no se correspondía con los merecimientos.

En el complemento fue todo muy pobre. El Millonario intentó controlar la pelota y hacer correr el reloj, pero sin profundizar, y el Cervecero fue con más ganas que fútbol en busca del empate y sólo preocupó con algún pelotazo aislado y los laterales de Ernesto Goñi que parecían corners.

La única peligrosa para el local fue un cabezazo de Sebastián Martínez, después de que se la bajara Ariel Agüero, que terminó en las manos de Leandro Chichizola. El conjunto de Caruso Lombardi se mostró partido: un grupo de jugadores en el fondo, otros en ataque y nadie que los uniera.

Con espacios en los últimos metros, los de Núñez lo pudieron haber liquidado la historia. Hubiera sido el merecido premio para Alejandro Domínguez -tuvo un gran segundo tiempo-, quien desperdició dos oportunidades, y luego también lo tuvo Carlos Sánchez desde afuera.

En el primer minuto de descuento llegó el empate. Un corner desde la izquierda y el cabezazo letal sin marca del ingresado Fernando Telechea, quien un rato antes le había dado un codazo que hizo sangrar a Cristian Ledesma (entró desde el banco y debutó en este campeonato).

La igualdad dejó con un sabor amargo a River, que llegaba con puntaje ideal y mañana podría perder la soledad en la cima si gana Rosario Central, Instituto o Gimnasia de Jujuy. El cierre dejó conforme a Quilmes, que tiene siete unidades y quedó a tres de lo más alto de la tabla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s