Fecha 19: Almirante Brown 1-1 River

El Millonario, con un rendimiento irregular, igualó 1-1 con la Fragata en Isidro Casanova y quedó a dos puntos de la cima. Cavenaghi (PT 13m) abrió el marcador, pero Cisterna (PT 24m) equilibró. Los de Almeyda arrancaron a pleno, se deshilacharon luego del tanto rival y reaccionaron muy tarde.

River debió conformarse con un 1-1 frente a Almirante Brown en Isidro Casanova, en un duelo que lo dejó con un sabor muy amargo a partir de las irregularidades exhibidas. En la reanudación del Torneo Nacional, el Millonario no supo sostener un rendimiento equilibrado frente a un rival batallador y sumó un punto que le sabe a poco. Sin embargo, se mantuvo a dos unidades por la igualdad de Instituto ante Ferro.

Como un paciente esquizofrénico y depresivo, el equipo de Almeyda mostró dos personalidades en los primeros 45 minutos. Durante la primera quincena, River sacó a relucir su potencial ofensivo y creó un circuito de juego para explotar a sus figuras. Cirigliano y Ponzio gobernaron el mediocampo, Vella y Ocampos tomaron las bandas, Domínguez desparramó fútbol y Cavenaghi se conectó con eficacia. Almirante Brown pecó por defender a sólo 25 metros de su arco y tuvo un arranque flojísimo. El premio para el visitante llegó a los 13: asistencia del Chori y definición de Cavenaghi por arriba del arquero. Había pronóstico de goleada…

Así como es capaz de entusiasmar rápido, River también puede hacer llorar en menor tiempo. A partir de los 20, los de Núñez comenzaron a sangrar a partir de las trepadas de Garré a espaldas de Vella y Ponzio. El primero confirmó sus carencias en la marca y el segundo dejó espacios por su tendencia a cerrarse. La Fragata logró reaccionar y levantó vuelo a partir del pivoteo de Vega y los pases de García. El empate llegó a los 24: tiro libre de García, Vega dio un rebote que nadie despejó y Cisterna anticipó a todos con un toque abrupto. Desde allí, River naufragó en sus lagunas y fue dominado por su humilde rival, que tuvo otras tres chances para marcar.

Almeyda optó por afrontar el complemento sin Domínguez, su conductor, y apostó por Ríos. Una jugada que tuvo consecuencias obvias: River profundizó su falta de rumbo ya sin uno de sus ejes. El juego volvió a radicarse en campo del local y se tornó muy reñido, con varios tiros libres a los que el Millonario nunca les sacó jugo. Toda la ilusión de River quedó sujeta a algún pase aislado de Ríos y a la lucha en soledad de Cavenaghi en el área. Pasados los 25 minutos, el circuito colectivo brillaba por su ausencia y Almirante lucía cómodo en el terreno de la lucha media.

Recién con el ingreso de Villalva a los 25 se produjo una leve resurrección del juego de River. Con el Keko abierto por izquierda y Ríos por derecha, el Millonario arrinconó a su rival con mayor decisión y creó dos oportunidades nítidas para festejar. Sin embargo, Rogelio Funes Mori falló ambas: en la primera no pudo con Monasterio y después lo frenó el travesaño. La falta de contundencia volvió a ser determinante para el elenco del Pelado, que había mostrado un déficit similar la semana pasada ante Boca. No hubo tiempo para más en La Matanza y el reparto de puntos fue un castigo para la confusión interna de River. Ella fue su principal rival durante esta tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s